Antes de firmar contrato y pagar el depósito, lee este artículo

Cuando firmas un contrato, tienes la obligación de pagar el precio establecido en tu alquiler dentro de los plazos marcados en el contrato hasta el último día de tu estancia. El depósito que has pagado al iniciar tu contrato de alquiler, de forma legal lo debes recuperar si la vivienda no ha sufrido ningún desperfecto por tu parte el último día de estancia.

Normalmente es el casero o un representante suyo quien se acerca a la vivienda el último día para revisar que no has creado ningún desperfecto, finalizar el contrato y devolverte el depósito.

Pide un Justificande de Pago del Depósito

Empieza con buen pie el contrato de tu alojamiento. Si tu casero es de fiar, honesto, profesional y sobre todo legal, es decir el casero ideal, él mismo debería darte un justificante de pago de tu depósito tras la entrega del dinero, sin necesidad que tú le pidas nada.

El justificante de pago debe tener por escrito la cantidad de la fianza pagada; el momento de la devolución tras la finalización de contrato de alquiler; la firma del casero y un código con el que comprobarás el registro de tu fianza (te damos detalles en el siguiente apartado)

Si a tu posible futuro casero, ves que se le "ha olvidado" decirte que te dará un justificante de pago, ANTES DE PAGAR NADA, pídeselo. Si te dice que no hace falta o te da cualquier excusa para no hacer un justificante, SAL CORRIENDO Y NO FIRMES NADA. Caseros así es mejor evitarlos, seguramente tienen la intención de no devolverte la fianza al finalizar tu estancia, además hay que decir que este tipo de caseros tan poco "legales" no suelen acudir a ti cuando tengas un problema en la vivienda.

El casero debe registrar tu depósito

La agencia inmobiliaria o el casero tienen la obligación de registrar tu fianza en una government-backed tenancy deposit scheme (TDP), en caso contrario, con el justificante de pago y los datos de transferencia o pago con tarjeta, puedes denunciarle en el Council de tu distrito, para que le pongan una multa y te den una indemnización.

Te facilitamos el enlace de la TDP: www.depositprotection.com

En el justificante de pago de la fianza, debe aparecer un código único, para que puedas comprobar en la página web de la entidad, si efectivamente el registro es correcto. Además de la cantidad depositada debe aparecer la fecha en la que está planeada la devolución.

Enlace con información del gobierno del Reino Unido sobre el registro de fianzas: www.gov.uk/tenancy-deposit-protection

Otra organización sin ánimo de lucro que se dedica a ayudar y ofrecen cantidad de información legal sobre alquileres privados, depósitos, etc es Shelter: www.england.shelter.org.uk

A tener en cuenta

La fianza o depósito, el casero no tiene la obligación de dártelo antes de tu salida de tu alojamiento. El depósito sirve para cubrir gastos en caso de que hayas provocado algún desperfecto.

Muchos inquilinos suelen pedir a los caseros (landlords) que aprovechen el dinero del depósito para cubrir el último mes de estancia, de esta forma el inquilino se asegura de que el casero no se quedará con el dinero de la fianza y se hace más sencillo el trámite de finalización de contrato. Hay que decir en este sentido, que si tu casero acepta cubrir tu último mes con tu depósito, estará actuando de manera totalmente voluntaria para complacerte, pero recuerda que el casero no tiene la obligación de hacerlo.

Estoy en apuros, ¿Recuperaré mi depósito?

Si te encuentras en apuros, por que vas a finalizar tu estancia y te acabas de dar cuenta de que en su día tu casero no te dio ningún justificante de pago del depósito, y crees que no es de fiar y no te va a devolver la fianza aunque dejes la vivienda en perfectas condiciones. Te damos varias opciones que puedes hacer, empieza de forma progresiva por la primera opción, y si ves que no da resultado vete avanzando, si llegas a la última opción sin resultados significa que probablemente tu casero quiere estafarte aunque le pondremos las cosas difíciles:

1 – Dile con antelación, que pase a ver que la vivienda está tal como la encontraste al entrar, y que si puede coger el dinero de la fianza para cubrir tu último mes o últimas semanas (depende de la cantidad del depósito) de estancia. Recuerda que el casero no tiene la obligación de devolverte tu fianza antes de tu último día de contrato, pero no pierdes nada por intentarlo.

2 – Vemos que el punto 1 no ha dado resultado, suponemos que tu casero se ha negado a cubrir tus últimos días con tu fianza, y te exige que le pagues religiosamente como lo has hecho hasta ahora. En este caso, nos tenemos que empezar a poner serios con el casero. Dile a tu landlord que vas a pagar como siempre lo has hecho, pero que antes te debe dar el justificante de pago de tu depósito que no te dio en su día, cosa que por ley está obligado a hacerlo.

3 – Aquí tenemos un punto de inflexión en la relación con nuestro casero, ya que llegados a este punto, ni te ha ofrecido la posibilidad de cubrir tus últimas semanas con tu fianza, ni quiere darte un justificante. No nos gustaría alarmarte, pero tu landlord se ha delatado él solito. Es muy posible que te encuentres ante una estafa y tu casero tenga la clara intención de quedarse con tu depósito. ¿Ahora que puedes hacer?, nos preparamos para la batalla legal.

4 – De ahora en adelante toda comunicación hazla por escrito para que quede constancia, por si necesitas utilizarla en caso de que necesites pruebas ante la policía, jueces, etc. Empieza por escribir a tu casero y explícale tu preocupación, que no te fías de él por los motivos anteriores, y que no vas a pagar ninguna semana más hasta que te dé lo que necesitas. Si el casero tiene un mínimo de comportamiento legal, cederá para no tener problemas, si por lo contrario, te ha tocado un gallito y te empieza a amenazar con echarte de la vivienda, o te exige a toda costa que le pagues, entonces pasamos al resto de puntos.

5 – Antes de acudir a los diferentes profesionales que pueden ayudarte, escribe de nuevo al casero y dile lo que piensas hacer para que vea que no te vas a quedar de brazos cruzados asustado, y con la presión, posiblemente ceda. Dile que si no te da ningún justificante, vas a acudir a:

- La policía: para explicar lo sucedido con todos los emails, mensajes o pruebas que tengas.

- Council de tu distrito: comprueba primero que tu fianza está protegida, si no lo está (que tiene toda la pinta) escríbele y dile q has comprobado que no está protegida y que vas a ir al Council a ver cuales son tus derechos. Seguramente esto le dé más miedo que la policía, ya que le pueden hacer una inspección para ver si comete alguna actividad comercial no declarada y multarle por no haber registrado tu depósito, además estará obligado a indemnizarte.

Recuerda dar todos los detalles en el Council, cómo es el negocio de tu casero, el número de habitaciones de la vivienda, número de inquilinos, si son estudiantes o trabajadores, etc. Estos datos les servirá para investigarle.

- Citizen Advise Bureau: ofrece ayuda tanto a través de su web como acudiendo a una reunión con cita previa, para tratar una gran cantidad de problemas, entre ellos temas legales de alquileres privados.

6 - ¿El casero mantiene su posición? Aquí pasamos ya a la acción de verdad:
- NO le pagues el resto de semanas de alquiler.
- Acude a los lugares citados en el punto anterior, llévate siempre contigo todas las pruebas que tengas, mejor si las imprimes (emails, pagos mediante tu cuenta bancaria, etc). Los contratos verbales (pruebas que aunque no contengan firma, reflejen que el casero te pidió un depósito para poder alquilarte su vivienda) en el Reino Unido pueden servirte.

Tranquilo que si no aparece el registro de la fianza, significa que no lo ha declarado, eso para él es un delito, que de cara a la ley consta incluso como si el contrato no fuera legal, es decir que se produce un "defecto de forma" en el cual no sólo se anula toda responsabilidad penal tuya en caso de impago, sino que dicha responsabilidad pasa a ser cargo de tu casero. Es decir de cara a la ley tú estas "Usufructuando de buena Fe" la vivienda, es decir con su consentimiento.

Mi casero me amenaza

Si tu casero te dice que te echará de la casa, tranquilo que legalmente no puede hacerlo por su cuenta, al menos tiene que darte un tiempo. Míralo en esta página de la web del gov (www.gov.uk/private-renting-evictions) ahí te lo explica todo. Si lleváis el caso a los tribunales, tendría que dejarte gratis en la casa hasta el día del juicio, ya que entraste legalmente y no eres un okupa. Dile "take me to court" y a ver si es inteligente y se da por vencido.

La única persona que puede echarte de la casa mediante una orden del juez es el alguacil o bailiff en inglés. Dile al casero que si se le ocurre aparecer por la vivienda para echarte que llamarás a la policía. Si intenta acosarte o entrar en la vivienda no dudes en llamar al 999 que es el teléfono de la policía, emergencias, etc.

Puntos clave para no caer en una estafa con tu fianza antes de pagar y firmar contrato

- Exige al casero un justificante de pago del depósito y de cada pago que vayas haciendo.
- Pregunta al casero si va a registrar tu depósito en una government-backed tenancy deposit scheme (TDP), este trámite es OBLIGATORIO, si te dice que no lo hará, exígelo.
- Haz todos los pagos mediante transferencia bancaria o con tarjeta de crédito o débito, nada de pagos en efectivo.
- Comprueba que el justificante refleja la cantidad pagada y firma del casero.
 

¡ATENCIÓN!: Este artículo es meramente informativo, desde Firstep London queremos ayudarte de la mejor manera posible, pero NO nos responsabilizamos de los resultados de las acciones legales que tomes para afrontar tu problema con el casero de tu vivienda. Te aconsejamos informarte bien en la Policía inglesa, el Council de tu distrito y en el Citizen Advise Bureau antes de emprender ninguna acción legal.

© Firstep London SL es el autor de todos los artículos de www.firsteplondon.com y prohibe la copia total o parcial de cada artículo e imágenes de nuestra web y su uso comercial. Todo nuestro contenido está protegido bajo la Oficina Española de Patentes y Marcas.