Metro de Londres - London Underground

Horario de funcionamiento del metro de Londres

- Lunes a sábado: 5:30 - 00:30

- Domingos: 7:30 - 23:30

El metro de Lon­dres es el más antiguo del mundo y uno de los más grandes gracias a sus 275 esta­ciones y 402 km de vías que se ram­i­fi­can­ por toda la ciudad. Es conocido por todos los londinenses con el sobrenombre de "Tube" (tubo), es el medio más rápido y sencillo para moverse por la capital del Reino Unido.

Hay 32 barrios en Londres, y solo 6 de ellos no tienen ninguna estación de metro. Estos barrios son: Sutton, Lewisham, Kingston, Croydon, Bromley and Bexley.

La red de metro londinense

La red cuenta con 12 lineas de metro (con colores diferentes), además del tren ligero Docklands (DLR) y se encuentra asimismo interconectado con la red de tren local. El metro de Lon­dres está muy bien señal­izado y es difi­cil perderse. En el andén hay que fijarse bien si el tren que llega es el que nos con­viene. En oca­siones una linea se ram­i­fica y puede que el tren que llega no vaya a la estación que nos interesa. En los andenes hay pantallas que indi­can el des­tino del tren que llega y en la parte supe­rior de la loco­mo­tora tam­bién se indica. En cuanto a la ori­entación las lineas se dis­tinguen según la direc­ción en East­bound, West­bound, North­bound or South­bound.

13 Consejos para moverte en el metro de Londres

  • Comprueba las líneas cerradas por obras antes de viajar. Lo puedes comprobar mirando el panel situado a la derecha de la página principal de nuestra plataforma web.

  • Intenta evi­tar las horas punta (De 7:30 a 9:30 de la mañana y de 17:00 a 19:00 de la tarde) cuando los trenes van completamente llenos y se forman largas colas tanto para comprar tu ticket como para acceder a tu plataforma.

  • Estu­dia bien la ruta a seguir y ten cuidado porque a veces un paseo a pie o una pocas paradas en auto­bús te pueden ahor­rar tiempo de viaje.

  • Si no sabes cómo llegar a tu destino puedes pedir ayuda a cualquier trabajador del metro de Londres, están allí para ayudarte en lo que necesites. Si no ves en la plataforma a nadie, puedes subir hasta la entrada y acercarte a preguntar en los Ticket Offices. También si ves que tu tren tarda más de la cuenta y no estás seguro de si llegará a tiempo, puedes buscar unas máquinas circulares blancas en las que pone "HELP POINT", donde puedes dar al botón azul para llamar a un responsable de la estación que atenderá tu pregunta. En caso de fuego o emergencia también puedes utilizar esta misma máquina.

  • No esperes cola en las ven­tanil­las de bil­letes y aní­mate a sacar­los en las máquinas automáti­cas. Son muy fáciles de usar, tienen opción en español y dan el cam­bio exacto.

  • El bil­lete de metro o la Oyster ­card se debe utilizar en las barreras al entrar y al salir. No se debe perder ni destrozar el bil­lete antes de salir.

  • Ten preparada tu Oyster Card o billete en la mano para entrar o salir por las barreras del metro, sobre todo en hora punta o estaciones muy transitadas donde a menudo se forma un atasco de viajeros.

  • Como en cualquier lugar en las que se concentra mucha gente, y sobre todo en una gran capital como es Londres. Tenga cuidado con los carteristas. Mantenga sus maletas, mochilas o bolsas bien a la vista y cerradas, coloque su cartera o monedero en los bolsillos delanteros o laterales de su pantalón, si además coloca sus manos encima mucho mejor.

  • En la escalera mecánica, si no vas con prisa, sitúate a la derecha para dejar pasar a otros pasajeros por el lado izquierdo.

  • Si ve que en la entrada a la plataforma hay mucha gente, avanza hacia uno de los extremos para encontrar más espacio dentro del vagón y con suerte un asiento libre!

  • Lo más impor­tante …mind the gap (cuidado con el hueco entre el andén y el tren). Hay muchos casos de gente que se tropieza al entrar o salir del tren, incluso casos de niños que se han colado por el hueco (The Gap).

  • Al abrirse las puertas del vagón, deja primero que la gente pueda salir, para que de forma ordenada se libere el espacio de dentro y puedas entrar con tranquilidad.

  • Cuando entres en el tren, haz caso al mensaje "Stand clear of the closing doors", que significa que no obstruyas el cierre de las puertas. Si te pillan en el medio seguramente te llevarás un buen golpe. Las puertas se cierran rápidamente y no tienen sistema de frenado en caso de que algo o alguien impida el cierre.

DLR — El tren ligero Docklands

El tren ligero Dock­lands (DLR) sin maquin­ista conecta partes del este y el sud­este de Londres.
El DLR tiene conex­iones con la red de metro en las esta­ciones de Bank y Tower Gate­way (Tower Hill) y tam­bién en Shad­well, Strat­ford, Bow, Heron Quays, Can­ning Town y Canary Wharf. El DLR llega hasta Beck­ton, Strat­ford y el Lon­don City Air­port al este y al noreste y las Dock­lands, Green­wich y Lewisham al sur.
Las tar­i­fas son idén­ti­cas a las del metro y los tit­u­lares del abono Trav­el­card y Oys­ter pueden usar el DLR.

La historia del metro de Londres

La idea de la creación de una línea de metro en Londres fue propuesto por primera vez en la década de 1830 y el permiso para construir el Ferrocarril Metropolitano fue concedido en 1854. Tomó nueve años para que el primer metro entrase en funcionamiento entre Paddington y Farringdon . El sistema utilizaba locomotoras de vapor que tiraban de vagones de madera que tenían alumbrado de gas. El sistema fue considerado como un gran éxito y se informó que cerca de 40.000 pasajeros utilizaron el sistema en el día inicial. Debido a la alta demanda de pasajeros, se tubieron que tomar prestado trenes de otras líneas para cumplir con la demanda y proporcionar un servicio suficiente a los viajeros.

En 1886, el Distrito Metropolitano de tren se abrió y esto proporcionó una ruta hacia Westminster desde South Kensington. Todo esto era parte del plan para desarrollar un círculo interno que proporcionaría conexiones a través de muchos puntos principales de Londres. La línea Circle se concluyó en 1884 y pronto, ambas líneas comenzarían a ampliarse a otras áreas.

Mientras que en los primeros días de lo que se conocería como el metro de Londres, varias empresas eran propietarias de diferentes líneas, pero todo esto cambió en 1933. Esto es debido a que las diferentes empresas, todas de carácter privado, se fusionaron y formaron la London Passenger Transport Board. El sistema se considera que es un éxito con los gastos operativos cubiertos por las tarifas de los pasajeros. En la actualidad, la principal forma de pago y el uso del sistema viene con la tarjeta Oyster, que es una tarjeta de prepago.

El metro de Londres es una parte muy importante de la naturaleza icónica de la ciudad y es reconocido en todo el mundo. El plano es a menudo imitado y copiado y se ha declarado un icono del diseño, ganando premios y recibiendo grandes elogios. En 2013, el metro de Londres celebró su 150 aniversario y había un gran número de eventos y celebraciones para conmemorar la ocasión.

El metro está en continua evolución y uno de los proyectos más grandes de la ciudad en este momento es el proyecto Crossrail. Esto proporcionará el centro de Londres con una nueva ruta subterránea que se enlazan con el metro de Londres, pero que no va a ser parte de ella. Esto ha llevado a un auge de la vivienda más en Londres y está listo para hacer viajes a través de la ciudad mucho más sencillo. El metro de Londres es una delicia para los turistas y es una característica natural de la vida cotidiana de muchos habitantes de la ciudad.

© Firstep London SL es el autor de todos los artículos de www.firsteplondon.com y prohibe la copia total o parcial de cada artículo e imágenes de nuestra web y su uso comercial. Todo nuestro contenido está protegido bajo la Oficina Española de Patentes y Marcas.